El Concierto de Año Nuevo en Viena

El maestro Daniel Barenboim dirigirá el próximo miércoles día 1 de enero a la Orquesta Filarmónica de Viena en el Concierto de Año Nuevo 2014, que esta vez conmemorará el comienzo de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la figura del compositor Richard Strauss, nacido hace 150 años.
El director argentino-israelí dirigirá por segunda vez el concierto de Año Nuevo, ya que también lo hizo en 2008.
El Concierto de Año Nuevo tiene lugar en la Sala Dorada de la Musikverein de Viena. Es transmitido a todo el mundo para una audiencia potencial estimada en 1.000 millones de personas. Cada año, el mismo programa se interpreta también el 30 de diciembre (ensayo general) y el 31 de diciembre como Concierto de San Silvestre.
El concierto siempre termina con el vals de El Danubio Azul de Johann Strauss hijo, seguido de la Marcha Radetzky, de Johannn Strauss padre. Durante esta última obra, la audiencia aplaude al compás y el director se vuelve para dirigirla, durante breves instantes, en lugar de a la orquesta.
El concierto se celebró por primera vez el 31 de diciembre de 1939 (con un ensayo público el día anterior), como concierto extraordinario, dirigido por Clemens Krauss. En este caso solo se interpretaron obras de Johann Strauss (hijo), y concluyó con la obertura de Die Fledermaus. 
El siguiente concierto se celebró el 1 de enero de 1941, recibiendo ya el título definitivo de Concierto de Año Nuevo. Krauss se hizo cargo de la dirección del concierto cada año hasta su muerte, salvo dos años en los que cedió la batuta a Josef Krips. A partir de 1954, la dirección la asumió el primer violín de la orquesta, Willi Boskovsky, que se mantuvo en el puesto durante 24 años. 
En 1958, Boskovsky introdujo la tradición de acabar el concierto con El Danubio Azul y la Marcha Radetzky. Tras su retirada, en 1979, tomó su lugar el entonces director de la Ópera Estatal de Viena Lorin Maazel. 
A partir de 1987, cuando la orquesta concedió el honor de dirigir el concierto a Herbert von Karajan, se decidió que cada año dirigiera el concierto un director invitado distinto.
 ¡A disfrutar del concierto!
El Concierto de Año Nuevo en Viena
Vota este artículo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *