El hospital de Cabueñes estudia el alivio del dolor con música en directo

Los médicos y personal sanitario del área V del hospital de Cabueñes (Gijón), están llevando a cabo un estudio sobre la influencia de la música en directo en la percepción del dolor crónico y en las variaciones de su tratamiento farmacológico. 

Profesores y alumnos del Conservatorio Profesional de Música de Gijón y del Conservatorio Superior de Música de Oviedo realizan actuaciones a una treintena de enfermos de la unidad del dolor de dicho hospital.


Este proyecto ha despertado un gran interés, debido a las pocas referencias científicas previas que relacionan la percepción del dolor, en su componente emocional, con la audición de música en directo. Al frente del mismo, pero con muchas colaboraciones, está Ángeles Miranda Peláez, coordinadora médica de Atención Primaria del centro de salud El Parque-Somió y también presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del Conservatorio de Gijón. 


Aunque el estudio está en fase de análisis de resultados, en base a revisiones estadísticas de alta complejidad, Miranda indica que la satisfacción de los pacientes y su respuesta fue magnífica. Se olvidaron del dolor, sintiéndose los enfermos a gusto, incluso los que tienen problemas para pasar mucho tiempo sentados.


El objetivo principal del estudio es ver si con la audición de la música en directo puede haber una variación hacia la disminución de la medicación que requiere el enfermo, ya que los pacientes con dolor crónico tienen a sobremedicarse. 

Otros objetivos secundarios de la investigación también son conocer si la audición influye en la percepción del dolor; si escuchar la música en vivo puede influir en las técnicas de autocontrol a las que recurre de forma inconsciente el paciente, y si esa misma música en directo puede modificar la ansiedad que presentan algunos pacientes asociada a ese dolor crónico.


El hospital de Cabueñes estudia el alivio del dolor con música en directo
5 (100%) 3 votes

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *