Entrevistamos a la soprano Ruth Rosique

Hoy tenemos el honor de entrevistar en nuestro blog a la soprano Ruth Rosique.
 
 
El Regalo Musical ¿Cómo se inició en el mundo de la música?
 
Ruth Rosique De manera totalmente involuntaria. Mi madre me apuntó a una academia de música cuando tenía 6 años y he de admitir que no me gustaba mucho. Mi primer instrumento fue el clarinete. Yo lo llamaba “el bicho negro”.
 
 
E.R.M. ¿Qué destacaría de su profesora Ana Luisa Chova?
 
R.R. Su capacidad para resolver problemas (no sólo de técnica vocal). Tiene los recursos y la paciencia para sacar lo mejor de sus alumnos. 
Es una persona con quien puedes hablar de cualquier tema. Escucha atentamente y siempre tiene un punto de vista interesante.
 
 
E.R.M. ¿Qué supuso para usted interpretar el personaje de Pamina de La flauta mágica de Mozart?
 
R.R. Precisamente ese personaje supuso un antes y un después en mi manera de cantar. Vocalmente me hizo “descubrir” un registro grave que nunca había trabajado. 
Y escénicamente también me hizo plantearme muchas cosas: Pamina se encuentra a lo largo de la ópera entre el bien y el mal, entre el amor y el odio, entre el asesinato y el suicidio… 
Trabajar vocal y escénicamente ese personaje, tratar de construir ambos, me hizo evolucionar.
 
 
E.R.M. ¿Qué consejos daría a los jóvenes estudiantes de canto?
 
R.R. Que es importante saber escucharse y conocerse. Que no hay que imitar a nadie, sino encontrar tu propia personalidad en el canto. Dar tu versión de lo que interpretas.
 
 
E.R.M. Realiza numerosas grabaciones, ¿qué le aporta dicha actividad?
 
R.R. La posibilidad de crear y dejar tu huella. En casi todas las grabaciones en las que he participado las obras se interpretaban por primera vez en tiempo moderno. 
Como si de la primera interpretación de una obra recién compuesta se tratara, cuando interpretas un obra “descubierta”, tras 300 años en una biblioteca o un anticuario, te enfrentas con lo mismo: no existen grabaciones previas, nadie (vivo) las ha escuchado antes. Partes de cero.
 
Es hermoso cuando algún estudiante de canto te comenta que una grabación tuya le ha ayudado a conocer a una obra o un compositor.
 
 
 
 
E.R.M. Canta junto a prestigiosas orquestas en las principales salas de concierto, ¿cómo se organiza?
 
R.R. Básicamente trabajo con dos agentes y a través de ellos recibo las ofertas de teatros y festivales. La mayoría de las óperas y los conciertos que canto están programados con mucha antelación, así que tengo tiempo de organizar mi vida profesional y personal sin problemas. 
¡Aunque, alguna vez, llega una sustitución de última hora que te hace hacer “malabares” con la agenda!
 
 
E.R.M. ¿Podría contarnos alguna anécdota de algún concierto que recuerde especialmente?
 
R.R. El año pasado, saliendo del dentista, vi 12 llamadas perdidas. Me llamaban para decirme que la soprano que tenía que cantar el Réquiem de Mozart tenía una indisposición. ¡Faltaban 40 minutos para el concierto! Pillé la partitura, un vestido y un taxi y salí a cantar! Aún recuerdo la cara de los amigos con los que iba a escuchar el concierto cuando me vieron salir al escenario.
 
 
E.R.M. Tras un intenso día de ensayos, ¿qué música escucha para relajarse y desconectar?
 
R.R. Me encanta el jazz de los 20´s a los 50´s y en casa siempre lo escuchamos. También me encanta y me relaja cocinar. Pero lo que de verdad me apasiona es el cine. Soy una voraz espectadora.
 
 
E.R.M. ¿Qué obra elegiría como regalo musical para nuestros lectores?
 
R.R. Tengo debilidad por la polifonía (mi compositor español preferido es Tomás Luís de Victoria), y me siento como en casa con Las Bodas de Fígaro, pero si me tuviera que quedar con una obra, por su riqueza, originalidad, fantasía y belleza, sería “El niño y los Sortilegios” de Ravel. Es mágica, es un sueño. Pero ¿qué es si no la vida?
 
 
Disfrutemos de la maravillosa voz de Ruth Rosique…
 
 
 
 
 
Agradecemos enormemente a Ruth Rosique su amabilidad y su tiempo para concedernos esta entrevista y a Carlos Marén las facilidades que nos ha dado para poder realizarla.
Entrevistamos a la soprano Ruth Rosique
Vota este artículo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *