Recordamos a Paganini

 
Hoy dedicamos nuestro blog al violinista, violista, guitarrista y compositor italiano Niccolò Paganini, que nacía en Génova tal día como hoy 1782.
 
 
Empezó a estudiar mandolina con su padre a los cinco años. A los siete años comenzó a tocar el violín. Hizo su primera aparición pública a los nueve años, realizando una gira por varias ciudades a los trece. 
 
Tuvo como profesores a Giovanni Servetto y Alessandro Rolla. 
 
De 1805 a 1813 fue director musical en la corte de Maria Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y Piombino y hermana de Napoleón. En 1813 comenzó a hacer giras por Italia, donde su forma de interpretar atrajo la atención de quienes le escuchaban. 
 
Después estuvo en Viena, Londres y París, donde conoció al pianista y compositor húngaro Franz Liszt.
 
 
Su técnica asombraba tanto al público de la época que llegaron a pensar que existía algún influjo diabólico sobre él, porque a su vez su apariencia se notaba algo extraña y sus adelantos musicales eran una verdadera obra de arte. 
 
Podía interpretar obras de gran dificultad únicamente con una de las cuatro cuerdas del violín y continuar tocando a dos o tres voces, de forma que parecían varios los violines que sonaban.
 
Sus obras incluyen veinticuatro caprichos para violín solo, seis conciertos y varias sonatas. 
 
Llegó a poseer cinco violines Stradivarius, dos Amati y un Guarnerius.
 
Su virtuosa técnica influyó en compositores posteriores como Franz Liszt, Johannes Brahms o Sergei Rachmaninoff
 
 
Falleció en Niza el 27 de mayo de 1840.
 
 
Disfrutemos de la maravillosa música de Paganini…
 
 
 
 
Recordamos a Paganini
Vota este artículo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *