Escuchar a Beethoven influye en la autonomía de un coche eléctrico

Como ya sabes, en el consumo de combustible influye notablemente el estilo de conducción. Si damos acelerones o frenamos bruscamente, los coches consumen más gasolina o diésel. Y también, electricidad.

El mismo principio que se aplica a los coches de combustión sirve para los vehículos eléctricos, que ofrecerán mayores autonomías con una conducción más tranquila. Y también, la música que esté sonando mientras conducimos un vehículo eléctrico puede determinar nuestro estilo de conducción.

Según una prueba llevada a cabo por KIA, la música que se escucha en la cabina de los coches puede influir sobre el rango de conducción real de los vehículos eléctricos.

«El estudio indica que las piezas clásicas y composiciones sinfónicas famosas de Beethoven pueden ayudar a los conductores a mantener la energía de la batería mucho mejor que otros tipos de géneros musicales y artistas», señalan desde la compañía automovilística.

La música que se escucha en el coche influye en la autonomía

Para llegar a esta conclusión, contaron con la ayuda de Duncan Williams, profesor de la Facultad de Ciencias, Ingeniería y Medio Ambiente de la Universidad de Salford (Reino Unido).

Idearon un experimento según el cual varios participantes, que nunca habían conducido un vehículo eléctrico, se pusieron al volante de un EV6 en diferentes rutas al cabo de dos días. En total, pilotaron unos 30 kilómetros.

Cada uno de los participantes se colocó un dispositivo que recogía sus datos biométricos, como la temperatura, el sudor o el pulso sanguíneo. Además, todos los vehículos se configuraron para que sonase una misma lista de reproducción, compuesta por música clásica, música pop y baladas de soul. Se incluían las siguientes canciones:

– Tycho – ‘Awake’

– Adele – ‘Hello’

– The Weeknd – ‘Blinding Lights’

– Anna Meredith – ‘Nautilus’

– Kanye West – ‘Fade’

– Beethoven – ‘Symphony No. 9’

Cada canción dio como resultado una actividad electrodérmica variable y un aumento del volumen sanguíneo para cada uno de los participantes. Esto tuvo un efecto dominó en el estilo de conducción y, en última instancia, influyó en el rango de conducción.

La música clásica, como la ‘Sinfonía n.º 9’ de Beethoven, «crea un entorno tranquilo, centrado y equilibrado para el conductor, lo que da como resultado un estilo de conducción sereno y sensato».

Este género musical preservó mejor la energía de la batería del coche. Los participantes de la prueba condujeron hasta cuatro veces más eficientemente mientras escuchaban a Beethoven que otras pistas en la lista de reproducción.

Por el contrario, se descubrió que las canciones pop animadas, provocaban emociones intensas en los conductores. «Esto dio como resultado estilos de conducción más enérgicos que los hicieron dos veces más ineficientes, a medida que aprovechaban más el rendimiento del automóvil»

En definitiva, cuando sonaba la música clásica se gastó un 7,7 % de la autonomía; cuando sonaba la música soul, el consumo ascendió hasta el 13,3 %, mientras que con la pop lo hizo hasta el 23,6 %.

Y tú, ¿qué música escuchas mientras conduces?

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *