Entrevistamos al compositor y director Javier Jacinto

Hoy tenemos el honor de entrevistar en nuestro blog al compositor y director de orquesta Javier Jacinto.
 
 
 
El Regalo Musical ¿Cómo fueron sus inicios musicales? 
 
Javier Jacinto Comencé a estudiar música a los siete años en mi localidad natal, Pasaia (Guipuzcoa) y seguidamente en San Sebastián. Tras unos años como estudiante de diversos instrumentos ( piano, violoncello entre otros) me decanté por la composición y la dirección de orquesta, o como suele decirse la composición y la dirección me eligieron a mi.(Supongo que uno se dedica a lo que mejor se le da, simplemente). 
 
Tras estudiar composición en Pamplona y San Sebastián con el maestro Francisco Escudero entre otros, vine a Madrid a acabar composición y estudiar la carrera de dirección de orquesta. Tras los cursos de ampliación posteriores me siento muy contento de haber estudiado con grandes maestros como Gª Abril, Gª Asensio, Bernaola, Halffter, Donatoni o Grisey, todos ellos interesantísimos artistas. 
 
Después llegaron estrenos con grandes orquestas, (como la ORTVE, la Orquesta de Euskadi, la Sinfónica de Sevilla, la Sinfónica de Galicia o dirigir la Deutches Kammer Orkestra) trabajar con grandes directores, concursos, el trabajo en diversos conservatorios y una vida profesional que me está permitiendo disfrutar mucho, sobre todo en mi relación con los jóvenes músicos. 
 
 
 
E.R.M. Escribe música de cámara, sinfónica, vocal, ópera, etc. ¿Siente predilección por algún género en especial? 
 
J.J. Cada género tiene su encanto especial: trabajar para obras a solo para un instrumentista concreto tiene una relación muy interesante con el intérprete que lo va a estrenar y te permite conocer mucho más en profundidad ese instrumento; la música de cámara es maravillosa, y conocer nuevos grupos de cámara es fantástico y muy enriquecedor, como con el recien estreno de mi obra “3 Times A Hundred”, en la que trabajar con el “Trio Musicalis” ha sido fantástico y un gran descubrimiento. 
 
La música vocal es la que más se puede sentir en la piel para mí, pero posiblemente lo que más cercano siento es trabajar con música sinfónica, posiblemente por mi contacto continuado con ese instrumento grandioso y desbordante que es una orquesta sinfónica. 
 
Mención aparte merecen las dos óperas que he estrenado. Han sido posiblemente las experiencias más mágicas en las que mi música ha estado. Ya no es solo música, al aparecer una historia, unos personajes, una escenografía, luces… todo trasciende a otro nivel, a otra experiencia estética. No se puede describir. Todo el que tenga la oportunidad de estar cerca del montaje de una ópera no debe perderselo. 
 
 
 
E.R.M. Sus composiciones han sido premiadas en numerosos concursos y dirigidas por prestigiosos directores, ¿qué se siente al recibir tantos reconocimientos? 
 
J.J. Por supuesto existe un sentimiento de satisfacción, incluso desbordante al principio. Tras esta felicidad uno se da cuenta de que tiene que comenzar permanentemente, con cada obra, con cada concierto, con cada estudio de una nueva partitura. Enseguida uno se olvida de la parte de orgullo y se pone a trabajar nuevamente. Hay tanto por hacer, mucho más en este mundo tan cambiante, que no hay mucho tiempo de mirar hacia atrás. 
 
 
 
 
E.R.M. Fue fundador y director de una orquesta de jóvenes en el País Vasco, ¿cómo es trabajar con músicos jóvenes? 
 
J.J. Para mi trabajar con los jóvenes (incluso cada vez más con los niños más pequeños) es la mejor parte de mi carrera. Poder transmitir a las generaciones siguientes el amor por la música, la comprensión de este lenguaje, un poco distinto del hablado, pero natural al ser humano es maravillosos. Es el granito de arena que humildemente intento aportar para hacer este mundo un poco mejor. 
 
De entre las mejores experiencias que recuerdo estaría el concierto que ofrecimos en Quincena Musical Donostiarra con esta Orquesta de Jóvenes del Pais Vasco, con un repertorio de música contemporánea y clásica, junto con Guillermo González al piano. Fue fantástico. O el reciente concierto con la orquesta del Centro Integrado “Moreno Torroba” en el Auditorio Nacional. 
 
Los jóvenes siempre te dan mucha energía y da gusto ver crecer las orquestas a cada ensayo. 
 
 
 
E.R.M. ¿Qué consejos daría a los jóvenes estudiantes de composición y dirección? 
 
J.J. Sin ninguna duda que “a por ello”. A veces pensamos que el mercado laboral está muy mal, y desde luego ha empeorado, como todo en el mundo entero, pero a mí me gusta recordar cuando los compositores que ahora tienen 70 u 80 años nos cuentan “no podéis quejaros; cuando nosotros comenzamos había 6 o 7 orquestas profesionales en España y apenas Auditorios con sonoridad aceptable”. 
 
Además, el mundo es muy grande, y debemos pensar que un compositor debe aspirar a que su obra se toque en todo el mundo, y un director debe dirigir por todo el mundo también. 
 
Uno de mis consejos habituales también es recordar la importancia de los idiomas, cuantos más mejor, y cuanto antes. 
 
 
 
 
E.R.M. ¿Considera que las redes sociales son un buen medio para difundir la música clásica? 
 
J.J. Por supuesto. El presente es Internet, las Redes Sociales, el mundo digital. Nadie puede entender el mundo ni las comunicaciones, ni ningún mercado sin la revolución digital. 
 
Debemos distinguir la experiencia de la música grabada o difundida por altavoces a escuchar música en directo, que nunca podrá ser como la de escuchar algo grabado. 
Sin embargo esto no quiere decir que no haya un mundo infinito de posibilidades nuevas (ni mejores ni peores… distintas). 
 
Por otra parte, además de la difusión de la música propiamente dicha a través de las RRSS, el marketing a trabes de Redes es absolutamente fundamental. Las orquestas españolas están intentando darse cuenta pero no es fácil para unas instituciones llenas de recortes, de organizaciones no siempre flexibles, y recordemos que, en la carrera no nos han enseñado a nadie acerca de Marketing, Internet, Redes, ya que hace poco tiempo relativamente que existen. 
 
Afortunadamente hay mucha gente a nivel individual como Elena Muerza, David Peralta, con su ranking de Orquestas Españolas en RRSS preocupadas por este asunto, y con unos blogs estupendos donde compartir mucha información. Sería interesante ver un día un ranking de compositores y directores en RRSS. 
 
 
 
E.R.M. ¿Próximos proyectos? 
 
J.J. En relación al mundo digital, publicar en breve un blog donde contar lo que yo creo que debería ser un músico y un director de orquesta integral hoy en día: Formación clásica, no tan clásica, como utilizar las nuevas tecnologías, incluso como un director podría en vivo utilizar recursos técnicos que están en principio reservados a los técnicos de sonido. Quizás sea el momento de pensar en que los directores pueden usar otras herramientas. 
 
Creo que en algún momento asistiremos a un concierto de un director con Google Glasses leyendo la partitura u otros parámetros musicales en vivo. 
 
Por otra parte sigo componiendo, preparando un CD y un nuevo concierto con la música de Richard Vaughan (Revelación), preparando un concierto Sinfónico Coral con la Orquesta Moreno Torroba con el Gloria de Vivaldi y el Requiem de Mozart, entre otros proyectos musicales para esta temporada. 
 
 
 
E.R.M. ¿Qué obra elegiría como regalo musical para nuestros lectores? 
 
J.J. Os propongo dos regalos. Una de mis obras más íntimas y queridas, una nana, “Sehaska Kanta”, con la versión de Oihana Regüela y Ruben Fernández al piano. 
 
Por otra parte, del gran repertorio, el Segundo tiempo del Concierto en Sol M para piano y Orquesta de Ravel. Por ejemplo en la versión del mítico Michelangeli al piano con el grandísmo maestro Celibidache dirigiendo a la London Symphony Orchestra. 
 
 
 
 
 
 
Agradecemos profundamente a Javier Jacinto su amabilidad y su tiempo para concedernos esta entrevista.
 
 
Entrevistamos al compositor y director Javier Jacinto
Vota este artículo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *