Un gran violinista en el metro

El gran violinista Joshua Bell realizó un experimento tocando de incógnito en el metro durante una hora. La actuación fue organizada por el diario The Washington Post como parte de un experimento social sobre la percepción, el gusto y las prioridades de las personas. 

Tan sólo una mujer le reconoció. No lo dudó ni un segundo: el que tocaba el violín no era ningún artista callejero. Le había visto en un concierto en la Biblioteca del Congreso. La entrada costaba cerca de los 100 dólares.
En total esa hora, Bell almacenó en la funda de su Stradivarius 32 dólares y algo de calderilla.

Un gran violinista en el metro
Vota este artículo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *